Teología sistemática: Un estudio profundo de la doctrina bíblica

teologiasistematica blog

La teología, el caballo de batalla de los cristianos! Cuando algunos creyentes participan en foros de internet sobre teología, leemos comentarios como: “la Biblia es suficiente” o que “la teología es pensamiento humano”. Pero debemos reconocer que la teología sistemática es un recurso que nos permite conocer los temas principales de la Biblia y poder concluir si nuestra opinión corresponde con la perspectiva bíblica sobre la interpretación de un texto o una doctrina en particular.

Es recomendable que todo cristiano tenga dentro de su biblioteca un libro de teología sistemática. Para los estudiosos de la Biblia y los expositores de la Palabra, es una herramienta necesaria que nos ayuda a profundizar en temas complicados. La pregunta es: ¿Cuál teología sistemática escoger? (Ya que hay varias de buena calidad y de autores renombrados).

Un buen libro de teología sistemática, balanceado al presentar las distintas posiciones doctrinales, es la Teología sistemática: Un estudio profundo de la doctrina bíblica de John MacArthur y Richard Mayhue. Tiene un enfoque sencillo en la presentación, muy estructurado, y con un acercamiento exegético profundo. Así mismo, el enfoque pastoral de MacArthur nos guía a aplicar los principios bíblicos de su libro a las diferentes áreas de la vida del creyente.

DoISM RVAAA 9mQ

Un recorrido por la doctrina bíblica

El libro se compone de diez capítulos: el primero es la introducción, y luego trata las doctrinas bíblicas principales a lo largo de los otros nueve capítulos.

En el primer capítulo, llamado Prolegómenos, se analiza qué es la teología, las categorías de la teología sistemática, y su aplicación en la vida personal y ministerial. Esta sección aborda la relación de la teología con la sana doctrina y la exégesis, y cómo estas se relacionan con la transformación de cada cristiano.

El capítulo dos estudia la Bibliología, que trata temas como la inspiración, autoridad, inerrancia, y preservación de las Escrituras. Estos temas son actuales y necesarios para cualquier cristiano, ya que la sociedad actual niega la validez y autenticidad de la Biblia. Los autores afirman que la importancia de las Escrituras está en “producir en él [ser humano] una conciencia de pecado y juicio”, (loc. 91). Sobre la singularidad de la Biblia, los autores presentan argumentos apologéticos de forma bien estructurada y clara.

Los capítulos tres al cinco presentan la doctrina de la Trinidad: quién es Dios, sus características, los milagros, y Su providencia, entre otras doctrinas. Acerca de Cristo, analiza su estado preencarnado, encarnado, y glorificado, sobre quien realiza descripciones precisas que responden a preguntas doctrinales esenciales. Finalmente, en relación al Espíritu Santo, trata su papel en la salvación, en el cristiano, y en la inspiración de las Escrituras.

Los capítulos seis y siete tratan acerca del hombre, su pecado, y el proceso de la salvación. Los autores analizan la importancia del Adán histórico, la creación a imagen de Dios, y la caída. Esto da paso a la doctrina de la Hamartiología, doctrina que analiza las consecuencias del pecado en la humanidad. Ante el problema del pecado, MacArthur y Mayhue desarrollan la doctrina de la salvación.

Los últimos tres capítulos estudian la doctrina de los ángeles, la iglesia, y los tiempos finales. Estos temas cierran con broche de oro la presentación de nuestra esperanza en Cristo.

Accesible y con enfoque pastoral

Descrito lo anterior sobre Teología sistemática: Un estudio profundo de la doctrina bíblica, surge la pregunta: ¿qué la hace diferente a otros libros de teología sistemática? Su vocabulario inteligible y su enfoque pastoral hacen que la lectura del libro sea amena y accesible al cristiano que está empezando en su estudio de la Palabra. Es un libro importante para una biblioteca cuyo dueño busca tener libros que afirman la fe y quieran desarrollar temas teológicos.

Este es un libro de consulta fundamental que sirve para escalar en otros temas teológicos o acercamientos a las doctrinas bíblicas. Su exposición ordenada y meticulosa me han permitido profundizar en el conocimiento de Dios, la Palabra, y su plan redentor para la humanidad. Su forma pastoral también me ha servido para mi propia edificación y para enseñar a otros acerca de Dios. Es un libro altamente recomendable y que será de referencia para el estudio y exposición de la Palabra que honra a Dios.

teologiasistematica

Teología Sistemática – John MacArthur

Deja una respuesta